Revista en línea sobre turismo y cultura de Ecuador._______________________________________________________er________sion_|_ ENGLISH_|
"Quito capital americana de la cultura del año 2011" UIOMagazine es Reportajes, Fotorreportajes, Publirreportajes, Perfiles, Cocina Andina, Cine, Arte, Entrevistas, Teatro, Música, Tradiciones, Fiestas, Juegos, Ferias, Artesanias, Ecología, Libros, Bares y restaurantes, Destinos desde Quito Ecuador.  
Regresar a portada Archivo de artículos de UIOMagazine sobre turismo en Quito. Archivo de artículos de UIOMagazine sobre cultura en Quito.  
 
 
   
 
 
 
 
   
  Reportar enlace roto!
Luis López, el sombrerero de la Ronda
Una vida dedicada a la tradición de los sombreros
Redacción e investigación: Pilar Cobo / Fotografías: Patricia Salvador
Share |
 
Página 1 de 2 │ 10 Mayo 2011
Luis López, el sombrerero de la Ronda, una vida dedicada a la tradición de los sombreros.

La vida de Luis López ha estado siempre ligada a los sombreros, pues pertenece a la tercera generación de su familia dedicada al oficio de elaborar estos accesorios. Su abuelo Alejandro montó la primera sombrerería de la familia en 1920, en Ambato, y llegó a ser el sombrerero mayor de la ciudad.

 

En 1949 sus padres, Luis Genaro y Ana Victoria, vinieron a Quito e instalaron el negocio en la calle Flores, en el Centro Histórico. Sin embargo, este negocio decayó en la década de los sesenta, pues el sombrero dejó de estar de moda. Fue entonces cuando el negocio familiar tomó otro rumbo: se especializó en sombreros para bautizos, así se conservó durante algunos años, hasta que en la década pasada don Luis decidió reactivar la sombrerería tradicional y desde hace cuatro años se instaló en la calle La Ronda, en la Casa de los Geranios, donde tiene un local ambientado en la década de los treinta del siglo pasado.

El nombre de su local es Humacatama, que significa ‘cabeza cubierta’ o ‘sombrero’, en quichua. Don Luis nos comenta que un gran mérito de su familia fue el de haber guardado los antiguos moldes de la sombrerería del abuelo, es así como cuenta con moldes que tienen más de noventa años.

 
   

Entre los tesoros familiares existe también un conformador antiguo que sirve para tomar la forma de la cabeza del cliente, pues todos los sombreros que elabora son personalizados. Nos dice que antes de instalar la sombrerería decidió probarse y trabajar para diseñadores. Indica que se contactó con los diseñadores más importantes del país para trabajar con ellos, sin embargo, decidió trabajar independientemente, pues el proceso de comercialización resultaba un poco engorroso.

De esa época recuerda una de sus colecciones más queridas: la línea con concepto minimalista geométrico que hizo para Luis Tippan. Aparte de elaborar sombreros, don Luis es pintor y escultor. Estos talentos contribuyen, sin duda, a que cada una de sus creaciones sea original y única. “Aprendí a diseñar con la práctica, he llegado a crear modelos que han llamado la atención”, nos dice, y añade que le gusta diseñar y que compra las campanas de fieltro y paja toquilla ya hechas, pues, aunque le gusta diseñar en paja toquilla, no sabe tejer.

Afirma que cuando diseña sus sombreros le gusta improvisar, conversar con el cliente y ver qué es lo que le conviene más de acuerdo con su personalidad, “se les da un producto que es una ventaja y una desventaja: sombreros exclusivos porque siempre toca tener que sacar nuevas líneas, reinventar, pero es bonito”. Preguntamos a don Luis cuál es el proceso para elaborar un sombrero y nos conduce a su taller, junto a la sombrerería. Ahí nos muestra las hormas; nos cuenta que existen dos tipos: de copa y de ala, que son las dos partes que tiene un sombrero. Las hormas son generalmente de madera o de aluminio.

 
 
Página 1 - 2________________________________________Siguiente